La Voz del Pueblo

Vertavillo, solitario tesoro del Cerrato


Daniel González

Inmerso en la comarca del Cerrato palentino, Vertavillo desarrolla su vida en lo alto de un cerro con vistas a uno de los numerosos y angostos  valles que constituyen esta interesante comarca. La pintoresca localidad tiene la inesperada facultad de impresionar al forastero con un patrimonio histórico y artístico que desentona con una realidad muy sonada en estas tierras, el desconocimiento de su existencia.

Galería fotográfica de Vertavillo 

vertavillo-8

Rollo de justicia y puerta del Postigo en Vertavillo. Foto: Valladolid, rutas y paisajes

Vertavillo se sitúa limítrofe a la provincia de Valladolid donde el Cerrato converge en el Valle de Esgueva y cercano a la localidad palentina de Cevico de la Torre. Su acceso se antoja complicado con unas carreteras comarcales estrechas y serpenteantes, que convierten la llegada a esta recóndita localidad en la búsqueda del tesoro escondido.

Se puede afirmar que Vertavillo se encuentra en medio de la nada, pero por mucho que repitas esta frase no dejas de sentirte mal por asemejar el Cerrato con la nada. La nada puede compararse con un desierto de tierra estéril, pero el Cerrato está salpicado de densos bosques de encinas y quejigos. La nada puede compararse con una tierra sedienta, pero Vertavillo está rodeado de vivaces manantiales que desembocan en arroyuelos que navegan por los valles del Cerrato. En su melancolía,  Vertavillo, enseña al forastero que en medio de la “nada” existen sorpresas que descubren un nuevo significado de la palabra “nada”.

vertavillo-5

Foto: EnPueblo

Vertavillo obtuvo el título de villa en 1537, pero su historia comienza más adelante, empezando por su primitivo nombre que se cree tiene orígenes celtíberos. En el siglo IX los habitantes del pueblo la denominaban Bretabello, y su denominación fue mutándose hasta clausurar en el actual Vertavillo. Durante la Edad Media la villa fue repoblándose y fue dotada de una muralla, aprovechando su situación estratégica en lo alto de un páramo que ladea el arroyo de los Madrazos.

De su antigua prestancia, aún quedan numerosos vestigios. De la muralla medieval aún se conserva dos de las cuatro puertas que poseía, la de Castro y  la del Postigo, de rústica construcción y arcos simples. Cercano a esta última puerta se sitúa el portentoso rollo jurisdiccional, declarado Monumento Histórico-Artístico, que destaca por sus seis metros de altura remontado por seis peldaños y rematado por un capitel del que nacen cuatro cabeza de león.

vertavillo-9

Puerta de Castro. Foto: Enpueblo

vertavillo-3

Rollo de Justicia de Vertavillo. Foto: EnPueblo

Pero si algo encandila y sorprende en Vertavillo, eso es la Iglesia de San Miguel Arcángel del siglo XIII, convertida en una joya patrimonial de la comarca. En el templo convergen, en sus considerables dimensiones, diferentes estilos artísticos desde el románico, al gótico y renacentista. Destacan las dos portadas románicas y la galería de ventanales por su singularidad, así como la decoración exterior con elementos vegetales, animales y humanos.  El templo alberga en su interior la figura de San Miguel en el retablo mayor y un artesonado mudéjar policromado.  Fuera del casco antiguo de la localidad, se sitúa en el valle, la ermita del Santo Cristo del Consuelo del siglo XVII.

vertavillo-2

Iglesia de San Miguel Arcángel. Foto: EnPueblo

A todo este patrimonio hay que sumarle el encanto que desprenden sus calles, franqueadas por casonas de piedra con los típicos balcones de madera, muchas de ellas esperando a que alguien habite entre sus paredes.

vertavillo-4

Calle Mayor de Vertavillo. Foto: Enpueblo

En ocasiones la historia de un lugar le convierte en un enclave turístico de renombre, pero otras veces la historia se interrumpe, deja de tener importancia y se marchita hasta el recuerdo. En medio del Cerrato, Vertavillo es el clásico pueblo que parece haber desaparecido del mapa turístico, por esa tendencia que se tiene de apreciar solo aquello que la historia ha hecho perdurar. Pero si eres afortunado y un día consigues perderte por estas recónditas tierras, Vertavillo estará allí, solitaria, esperando para deslumbrarte, pues no hay mayor satisfacción que encontrar un tesoro perdido en medio de la “nada”.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s