Opinión

Un proyecto más con el mismo final


Aeropuerto de Castellón, Parque del deporte de Boadilla, Bosque de Acero de Cuenca o el complejo de esquí de Villavieja. Todos estos proyectos poseen un denominador común: su construcción tuvo un principio, pero no un final. O al menos el deseado. Sus presupuestos, construcciones, ilusiones… Se quedaron en el camino. La crisis económica acabó con su vida antes incluso de que hubiese comenzado.

Obras paralizadas de Meseta Ski. Foto gracias a elmundo.es

Obras paralizadas de Meseta Ski. Foto gracias a elmundo.es

El plan estaba claro desde un principio: el municipio vallisoletano de Villavieja del Cerro acogería un complejo de 9500 metros cuadrados compuesto por dos pistas destinadas a la práctica de esquí y otras instalaciones relacionadas con este deporte. Su construcción comenzaba en octubre de 2006 con el apoyo de todos los grupos políticos (PP, IU Y PSOE) y a día de hoy ya se han invertido en él más de 12 millones de euros. Con todo esto se pretendía dinamizar económicamente la zona, pero enseguida la asociación Ecologistas en Acción se opuso al proyecto, llegando incluso a recurrirlo ante las instancias judiciales. En su demanda argumentaron que las obras se estaban realizando sobre una zona de monte quemado, lo cual era un delito medioambiental.

Las obras quedaron paralizadas y las Cortes hicieron todo lo posible para mantener este  propósito a flote. Así pues, en 2010 se sacaron de la manga una Ley que declaraba Meseta Ski como un proyecto de Interés Regional. Pero resultó un intento fallido, ya que el Alto Tribunal sentenció la prevalencia de la Ley de Montes (de carácter estatal) sobre la regional. Además, el Constitucional explicó que el interés medioambiental debía prevalecer frente al desarrollo económico que Meseta Ski supondría para la comarca.

Se pretende reorientar el proyecto

Antiguo cartel promocional de Meseta Ski.

Antiguo cartel promocional de Meseta Ski.

A día de hoy, 8 años después del inicio de las obras, todo sigue igual: inmovilizado. Eso sí, se deben derruir más de la mitad de las instalaciones que ya están construidas para devolver al monte su estado original. Es decir, de 240 metros solo se pueden mantener 100. El Presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha declarado recientemente que su intención es reorientar el proyecto para conservar el objetivo inicial de reactivar esa zona vallisoletana. Así, han surgido ideas como copiar el modelo del Valle de los Seis Sentidos o realizar actividades de senderismo, cicloturismo, karts… Incluso ya se han mantenido contactos con 14 empresas de turismo que están interesadas en participar en dichas iniciativas.

Se realicen o no estas ideas, lo cierto es que Meseta Ski es otro proyecto más que se queda a medio camino. Un proyecto que surgió en un municipio de 90 habitantes, que tras vivir meses y meses entre obras, ahora ven cómo todo eso se viene abajo. Esta es una consecuencia más de la crisis… O de los malos planteamientos de proyectos que no se pueden llevar a cabo desde un principio, aunque algunos no se dieran cuenta.

 Raquel González (@raquispucelana)

Anuncios

Categorías:Opinión

Tagged as: , ,

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s