Naturaleza

La Dehesa de San Llorente


La provincia de Valladolid, en concreto la comarca de Tierra de Campos, tiene dos demarcaciones enclavadas fuera de su territorio. 

La compartida por los municipios de Roales de Campos y Quintanilla del Molar, emplazada a caballo entre Zamora y León, y la más pequeña de la dehesa de San Llorente, que depende de Mayorga y está rodeada por municipios leoneses. Su dominio, en el que solo existe una pequeña granja, está repleto de interesantes y desconocidos enclaves naturales.

Foto: Valladolid en Bici

Foto: Valladolid en Bici

El enclave vallisoletano de mayor superficie, unos 40 kilómetros cuadrados, está compartido por los municipios de Roales de Campos y Quintanilla del Molar y se encuentra totalmente rodeado por términos pertenecientes a las provincias de León y Zamora. La otra demarcación situada fuera de Valladolid y también al noroeste de la provincia es más pequeña, depende del municipio de Mayorga y se conoce como Dehesa de San Llorente.

Circundada por los municipios leoneses de Matanza de los Oteros, Izagre y Valverde-Enrique sus apenas10 kilómetros cuadrados atesoran una buena muestra los paisajes y ecosistemas presentes en esta zona limítrofe de la comarca de Tierra de Campos la que llegan las influencias más húmedas de la cercana vega del río Cea.

Atravesada de norte a sur por el arroyo del Valle -uno de los pocos afluentes vallisoletanos decía que no se secan verano-, en la Dehesa de San Llorente también se pueden ver algunas de las charcas estacionales tan habituales en la zona. Así mismo, queda un claro testimonio de la manifestación boscosa que está en el topónimo del enclave: un cercado monte de encinas. Con ocho hectáreas de superficie y sin explotación desde hace muchos años que ha perdido su carácter aderezado para convertirse en una densa e impenetrable masa forestal.

¿Cómo llegar?

Hay que salir de Valladolid por la N-601. Tras pasar Mayorga y después de unos pocos kilómetros en la provincia de León se alcanza Albires, localidad desde la que parte una antigua cañada ganadera que entra en el enclave y lo atraviesa en toda su extensión. Al continuar por este camino, se puede salir por Valdespino Cerón.

Rebeca Díez (@RebecaDMelero)

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s