Naturaleza

Los tonos dorados de Los Cortados


A pesar de la fuerte presencia humana, sobre todo por las distintas vías de comunicación que siguen su curso, el Valle del Pisuega, en el tramo comprendido entre el límite con Palencia y Cabezón de Pisuerga, conserva unos enclaves de elevado valor ecológico.

Además de Los Cortados, espectaculares escarpes arcillosos que caen a pico sobre el río, destacan los sotos fluviales donde anida la más importante colonia de martinete de Castilla y León.

Foto: Web Provincia de Valladolid

Foto: Web Provincia de Valladolid

Entre el límite con Palencia y el puente de Cabezón de Pisuerga, el río Pisuerga ha dibujado una serie de serpenteantes meandros que dan forma una amplia vega. En puntos concretos de su margen izquierda, sus aguas llegan a lamer el borde más occidental de los páramos de El Cerrato. La constante erosión fluvial ha conseguido desmantelar los blandos materiales miocénicos que componen su estructura interna, dejando al descubierto la horizontal alternancia de las arcillas y las margas yesíferas.

El resultado final son unos verticales taludes que caen a pico sobre el río y en algunos casos alcanzan los cien metros de altura. Estos frágiles y escarpados relieves, en los que se alternan los desplomes, las rupturas y los caballones originados por la solifluxión, son conocidos como Los Cortados y están dentro del término de San Martín de Valvení. Su elevado valor geológico se ve por varias parejas de halcón peregrino que anidan en sus más inaccesibles repisas. El mejor momento para visitarlo coincide con la puesta de sol, ya que se acentúan los tonos dorados de sus materiales.

El otro y valioso atractivo natural de este sector del Valle del Pisuerga son los sotos fluviales que de vez en cuando salpican su curso. En los bosques de ribera mejor conservados crecen chopos autóctonos, fresnos, sauces y unos pocos olmos y alisos. El interés ecológico de estos cerrados bosques galería se ve incrementado por constituir el hábitat ideal para numerosas aves.

¿Cómo llegar?

Desde Cabezón de Pisuerga parten varias rutas de senderismo que permiten acercarse hasta los Cortados y a las riberas del Pisuerga. El itinerario principal arranca junto a puente, por el camino que asciende hacia las bodegas del cerro de Altamira. El recorrido (unos 8 kilómetros) discurre por lo alto de Los Cortados, para después descender hasta la misma orilla del río.

Rebeca Díez (@RebecaDMelero)

Foto: Web Provincia de Valladolid

Foto: Web Provincia de Valladolid

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s