La Voz del Pueblo

Descubrir la gastronomía a través de los Museos


La provincia vallisoletana cuenta con grandes atractivos. Hoy llega a “Valladolid, de pueblo en pueblo” algo que no debéis perderos. Y es que en la provincia de Valladolid existen varios museos gastronómicos destacables. 

1. Museo del Pan

Que el pan es un alimento que forma parte de nuestra cultura es algo incuestionable. Está presente en nuestras vidas desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, ¿lo conocemos todo acerca de este alimento? De una manera amena y didáctica, el Museo del Pan en Mayorga trata de acercarnos mejor a este producto. Descubrir sus variedades,, sus procesos de elaboración, su presencia en otras culturas y su evolución a lo largo de la historia.

Ubicado en la Iglesia de San Juan, en Mayorga de Campos, la institución pretende potenciar y dinamizar la comarca de la Tierra de Campos.

2.  Museo del Queso

Un lugar para descubrir los secretos de una tradición inolvidable. Un lugar para aprender a descubrir, conservar y transmitir la elaboración artesanal del Queso de Villalón.

El Museo del Queso de Villalón abre sus puertas a todo el que lo desee para mostrar para la sabiduría de un municipio que desde la época medieval destacó en la comarca por sus ferias y mercados.

A un gran nave central se le ha sumado un edificio anexo con nuevas salas para crear un recorrido lineal alrededor de una plaza. De esa manera, Villalón de Campos puede celebrar sus encuentros con su entorno, a la vez que degustan un buen queso fresco.

3. Fábrica de Harinas de San Antonio

La presencia del Canal de Castilla en Medina de Rioseco, hizo que proliferaran a sus orillas instalaciones fabriles dedicadas a moler productos cerealísticos, como la cebada y trigo entre otros.

En Medina de Rioseco se conservan dos fábricas de harina y un molino, construidos en el siglo XIX, que aprovechaban la fuerza motriz del conducto que desagua a través de tres saltos.

La  más importante es la Fábrica de Harinas “San Antonio“. Situada junto a la dársena del Canal de Castilla, realizada en piedra de sillería, ladrillo y argamasa en su parte externa. Destaca por las espectaculares y cuidadas instalaciones donde se conservan la turbina, los molinos, los cernedores, máquinas límpias. En su interior se puede ver  cómo funcionaba esta harinera.  Constituye un claro testigo de la Revolución Industrial que supuso el Canal en la meseta castellana.

Ahora es vuestro turno. ¿Cuál es vuestro favorito? ¡Podéis votar aquí!

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s