Amigos de los pueblos

Conoce mi pueblo (S-V)


Continuamos nuestra andadura por los pueblos vallisoletanos, con las imágenes que todos vosotros nos habéis ido enviando. ¡Todo a través de las redes sociales! Muchos de vosotros elegisteis vía twitter, otros por correo y otros tanto vía facebook. Sea como fuere, lo cierto es que hoy podemos seguir publicando todas y cada una de esas fotografías. Y os tenemos que dar las gracias por ello, porque hacéis que “Amigos de los pueblos” sea posible.

Y como creemos que lo más importante en vuestra sección es que encontréis todo de la manera más rápida y fácil posible, hemos decidido publicarlos por orden alfabético. ¡He aquí el ABC de los municipios vallisoletanos!

Con la S.

Situado a la vega del río Pisuerga con un puente medieval de 17 arcos, algunos restos de las murallas, un castillo convertirlo en archivo general y la iglesia gótica del Salvador del s.XVI. La villa es conjunto histórico artístico, estamos hablando de… ¡Simancas!

Simancas. Foto enviada por @SomosdeSimancas

Simancas. Foto enviada por @SomosdeSimancas

Debe su nombre a la antigua ciudad romana de Septimancas, que desde sus 10 kilómetros de distancia con la capital, ha formado un conjunto histórico-artístico muy completo, referente no solo en la provincia de Valladolid, sino en toda Castilla. El conjunto urbano se levanta sobre un pequeño montículo que cae suavemente sobre una de sus laderas hacia el río Pisuerga.

El monumento más destacado es el castillo, mandado construir en el siglo XV por el Almirante de Castilla Don Alonso Enrique y que un siglo más tarde se convirtió en Archivo Histórico-Nacional del reino. Fue reconstruido sobre una vieja fortaleza árabe. En sus muros guarda gran número de documentos, en su mayoría de la Edad Moderna y está considerado como uno de los más importantes del mundo.

Simancas.Foto enviada por @SomosdeSimancas

Simancas.Foto enviada por @SomosdeSimancas

El casco urbano cuenta con calles pequeñas, sinuosas y estrechas. Dentro de su casco antiguo, se encuentra la Iglesia del Salvador, de estilo gótico tardío con influencia renacentista, mandada construir en el siglo XVI, aunque conserva la torre de otro edificio anterior del siglo XII de estilo románico. Posee en su interior diversos retablos y piezas de orfebrería que son merecedores también de mencionar.

Dentro también de este casco urbano, se   encuentra la fachada del hospital de estilo renacentista del XVI y la Plaza Mayor con la fachada del Ayuntamiento, de estilo neoclásico. Desde un modesto mirador se puede ver tanto la vega del Pisuerga, como contemplar en el horizonte la silueta de la Cordillera Central. En la Ribera del Pisuerga, se ubica otra de las principales construcciones de la localidad, el puente medieval, que con sus 17 arcos cruza el río de punta a punta.

Simancas. Foto enviada por @SomosdeSimancas

Simancas. Foto enviada por @SomosdeSimancas

Sus fiestas también son destacadas,  en “la Jura de las Doncellas” se escenifica la jura en la escalinata del archivo y después se invita a los asistentes a una limonada y unas tradicionales peonillas (pastas típicas que se elaboran en el pueblo). En agosto se revive la fiesta del Salvador. En estas fiestas se conmemora el tradicional acto de nombramiento de las siete doncellas en recuerdo de la famosa leyenda de las “sietemancas”, cuenta que por el siglo IX, Abderramán II se hacía regalar cien doncellas cristianas, de las cuales siete de ellas debían de salir de Simancas. Estas siete mujeres, no quisieron hacer de tributo y se cortaron una de las manos. Se presentaron ante el Señor de Córdoba y dicen que éste dijo: “Si mancas me las dais, mancas no las quiero”. La villa recuerda para siempre a las heroínas incorporando a su escudo siete manos pintadas.

Por su grandísimo patrimonio, su vieja historia y sus destacados festejos, Simancas es una de las localidades más bellas de la provincia. Un lugar cercano a Valladolid, que no evita que transmita esa tranquilidad rural y ese aire fresco tan reconfortante.

Con la T.

Los primeros documentos escritos sobre este bello municipio vallisoletano datan del siglo X. En él se encuentran la Iglesia de Santa María la Sagrada y la Iglesia de Santiago. Hablamos de… ¡Tordehumos! 

Tordehumos. Foto enviada por @pedromanrique88

Tordehumos. Foto enviada por @pedromanrique88

Sin duda, es un pueblo con una gran historia. El 20 de abril de 1194 se firmó el Tratado de Tordehumos, que puso fin a la guerra que mantenían los reyes Alfonso VIII de castilla y Alfonso IX de León, padre de Fernando III el Santo. Durante la Edad Media, estuvo integrado en la Merindad del Infantazgo de Valladolid, una división administrativa de la Corona de Castilla y recibió el nombre de Autero de Fumus.

Tuvo un gran castillo, construido a mediados del siglo XVII,  del que todavía quedan algunos vestigios. En su interior se encontraron se han encontrado tégulas romanas y en la ladera cerámicas celtibéricas.

Tordehumos. Foto enviada por @Miradordecampos

Tordehumos. Foto enviada por @Miradordecampos

Además, a los pies de la muralla se descubrieron algunas monedas romanas y un denario entregado al Museo Arqueológico de Valladolid, ya que, está fechado entre el 133 a. C y el 126 a. C. Se cuenta que el nombre de Tordehumos viene de “Torre de los Humos”, haciendo referencia a las antiguas prácticas medievales, mediante las cuales se elaboraban señales para alertar a la población: hogueras durante la noche y señales de humo por el día.

Hoy en día, destaca la Iglesia de Santa María la Sagrada, una construcción renacentista del siglo XVI. En el interior guarda verdaderas maravillas como su magnífica bóveda de cañón, el retablo mayor (del año 1548), varios retablos laterales platerescos, un Cristo de Francisco Giralte y una Inmaculada del taller de Gregorio Fernández.

Tordehumos. Foto enviada por @Davi_Rio

Tordehumos. Foto enviada por @Davi_Rio

También sobresale la Iglesia de Santiago, del siglo XVI. Contiene elementos mudéjares, como el púlpito, el artesonado y el coro alto a los pies, tallados en madera. Contiene cinco retablos, algunos de ellos barrocos, y una escalera de caracol para acceder a la torre.

La primera semana de febrero se celebran las fiestas patronales en honor a la Virgen de las Candelas, con sus tradicionales carreras de cintas a caballo. El 25 de abril honran a San Marcos, con una bonita romería hasta la ermita. El tercer domingo de agosto se celebra el Mercado Artesanal  de la Tierra de Campos.

Tordehumos. Foto enviada por @Miradordecampos

Tordehumos. Foto enviada por @Miradordecampos

Y, finalmente, el 14 de septiembre se llevan a cabo las fiestas patronales en honor del Santo Cristo de la Vega, con algunos espectáculos taurinos.

Tordehumos es un municipio con encanto propio, que desprende historia por todas sus calles, trasladando al visitante a épocas mucho más remotas.

_______________________________________________________________

Sencilla, histórica, amante del arte y con arte. Su castillo, situado en un pequeño teso que le hacen ser visible desde cualquier punto del Valle del Hornija, fue construido allá por el siglo XIII. En este castillo se dice que fue donde se alojaron los Comuneros el día antes de ser derrotados en Villalar. Estamos hablando de…¡Torrelobatón! 

Torrelobatón. Foto enviada por @Andrea96Villa

Torrelobatón. Foto enviada por @Andrea96Villa

El municipio en sí se puede considerar como uno de los más bellos que pueblan las tierras de Castilla. El castillo poseía una muralla exterior, de la que hoy por desgracia solo quedan algunos retazos y la puerta de acceso a la villa. El Ayuntamiento es del siglo XVII, un bello edificio enclavado en la Plaza Mayor con soportales que se encuentra en el centro de la localidad, donde existe un buen conjunto de casas castellanas del siglo XVI.

La Iglesia de Santa María es la única iglesia hoy utilizaba (de las 3 que hubo en otros tiempos). Es una construcción del siglo XV, realizada en estilo mudéjar, aunque su pórtico es neoclásico de finales del XVIII.

Torrelobatón. Foto enviada por @xixomiguel

Torrelobatón. Foto enviada por @xixomiguel

El resto del pueblo es un conjunto urbano hecho a partir de casas de piedras, alguna de ellas todavía en adobe. Algunas se distinguen por su fachada blasonada, con escudos y balcones, fieles testigos de un pasado de nobleza. Es digna de mencionar la casa natal del Padre Hoyos, un jesuita del siglo XVIII.

Si hablamos de fiestas, hablamos de los Carnavales, de las fiestas de Pentecostés en las que se honra al Cristo de las Angustias, que tiene su morada habitual en la ermita del mismo nombre. Para finalizar, el tercer domingo de agosto se llevan a cabo tanto los encierros a campo abierto, como el toro enmaromado o la “vaquilla del chupete”.

Con la U.

Con una de las murallas mejor conservadas de la provincia,  la iglesia gótico-renacentista de Santa María del Azogue,  la ermita románica de Ntra. Sra. de la Anunciada. Urueña forma un conjunto declarado Monumento Histórico Artístico. Todo su conjunto de calles restauradas llenas de libros en sus márgenes, buenos olores a comida castellana forman un pueblo totalmente introducido en la edad medieval. ¡Urueña!

Urueña. Foto enviada por @Davi_Rio

Urueña. Foto enviada por @Davi_Rio

Urueña es el único municipio de España que ha sido incluida en la red mundial de villas del libro del mundo y acoge el Centro Etnográfico “Joaquín Díaz”, dependiente de la Diputación y el Museo Luis Delgado de Instrumentos del Mundo.

Situada en el borde de los Montes Torozos, cuenta con unas vistas excepcionales, alcanzando en días claros tanto la Cordillera Cantábrica como los Montes de León. Es un lugar privilegiado para ver la puesta de sol, percibiendo como poco a poco se van sombreando los campos de Castilla y cómo se va escondiendo el sol a lo lejos de las montañas.

 Con la V.

A 81 kilómetros de Valladolid, la antigua “Villa Carlón”  esconde entre sus calles un curioso elemento arquitectónico visible desde cualquier punto, la Torre de San Pedro. Hablamos de…¡Villacarralón!

Villacarralón. Foto enviada por @Estef90

Villacarralón. Foto enviada por @Estef90

La Torre de San Pedro conserva dentro de sus paredes  la escalera de caracol que daba paso a partes más altas. Se trata de una construcción levantada allá por el siglo XVI. Otros edificios singulares son la Casa de los Escobar, hoy propiedad privada y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de gran sencillez neoclásica. Esta última es  del siglo XVIII y su retablo mayor es digno de mención. Fue donado por los benedictinos de Sahagún.

Por último, el edificio del Ayuntamiento guarda un Cristo tallado en el siglo XIII. En relación a sus fiestas, el 26 de junio se celebra San Pelayo y el 15 de agosto Nuestra Señora de la Asunción.

_______________________________________________________________

En este municipio se celebra la fiesta de Castilla y León cada 23 de abril. En efecto, nos referimos a… ¡Villalar de los Comuneros!

Villalar de los Comuneros. Foto enviada por @ToteDani

Villalar de los Comuneros. Foto enviada por @ToteDani

Un 23 de abril de 1521, ante la presión fiscal del imperio de Carlos V, un sector de la sociedad castellana encabezada por Maldonado, Padilla y Bravo rebeló en la Batalla de las Comunidades. Ellos sucumbieron ante las tropas realistas en el Puente del Fierro y fueron ajusticiados en la Plaza Mayor de Villalar. Actualmente, un obelisco del año 1889 recuerda el lugar donde sucedió aquel acto. Todos los 23 abril se conmemora todo lo acontecido y acude un gran número de visitantes.

Pero, Villalar posee muchos más atractivos. Entre ellos, la Iglesia parroquial de San Juan Bautista, construida en ladrillo y tapial en el siglo XVI, terminándose dos siglos más tarde en estilo neoclásico en el interior. Contiene un magnífico Cristo románico-bizantino y un órgano del siglo XVIII.

Sin duda, Villalar de los Comuneros es un enclave muy importante ni solo para la provincia de Valladolid, sino para toda Castilla y León.

_______________________________________________________________

Situado en la Tierra de Campos, con casi 2000 habitantes, destaca por su Rollo Jurisdiccional. Hablamos de… ¡Villalón de Campos! 

Villalón de Campos. Foto enviada por @villalondigital

Villalón de Campos. Foto enviada por @villalondigital

En el año 1250, Fernando III el Santo otorgó a la villa el mercado de los sábados, el cual se sigue celebrando actualmente. En los siglos XV y XVI las ferias se convirtieron en uno de los mercados financieros de Europa. Su obra más significativa es el Rollo Jurisdiccional, situado en la Plaza Mayor. Se considera el más sobresaliente de todos los que perviven en España. Es del siglo XVI, de estilo gótico, mandado construir por el Conde de Benavente, Rodrigo Alonso Pimentel. Está declarado Monumento Nacional.

Villalón de Campos. Foto enviada por @AaDoo9

Villalón de Campos. Foto enviada por @AaDoo9

En la Plaza Mayor también se encuentra la Iglesia de San Miguel, uno de los edificios más importantes de la provincia. Se accede a ella a través de un pórtico de columnas de grandes proporciones. Construida entre los siglos XIII y XIV, es de estilo gótico-mudéjar y alberga el sepulcro del canónico leonés Diego González del Barco, obre de Juan de Juni. Además, posee un extraordinario órgano barroco y una monumental torre de cuatro cuerpos.

También destacan sus fiestas. En los últimos días de junio se celebran en honor a San Juan y San Pedro. El día 8 es el día de la patrona, la Virgen de Fuentes, y se produce la suelta de vaquillas y una romería en la ermita. En junio se realiza un mercado comarcal para dar a conocer los productos autóctonos de la Tierra de Campos.

Parte de su término municipal está integrado en la Zona de especial protección para las aves, denominada La Nava-Campos Norte, perteneciente a la Red Natura 2000.

________________________________________________________________

Situado en el valle del Hornija, a 33 kilómetros de Valladolid. Cuentan que en el siglo XIV se llamaba Villa-Sesmill, palabra compuesta por “Villa” y el nombre hispano-germánico “sesmirus”. Sin embargo, otras teorías creen que puede provenir de “La villa de los seis emires”. Hablamos sin lugar a dudas de…¡Villasexmir!

Villasexmir. Foto enviada por @Andrea96Villa

Villasexmir. Foto enviada por @Andrea96Villa

Su pasado histórico se muestra a lo largo de su entorno urbanístico.  Sus casas son de adobe y cuenta con una preciosa iglesia de la Asunción del siglo XVI, realizada dentro del estilo mudéjar en adobe y piedra, con la torre de piedra. En su interior existen dos naves cubiertas con un bello artesonado mudéjar y un retablo mayor con influencias neoclásicas, aunque también se aprecian diversos adornos de estilo rococó. El otro edificio significativo es la Ermita barroca del Cristo de la Agonía del siglo XVII. Está alzada en piedra con espadaña, una nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos y una capilla mayor con yeserías del XVIII.

Las tres fiestas de la localidad son de carácter religioso. La primera de ellas es la de  San Blas, en la que el frío y el vino español que ofrece el Ayuntamiento es lo más representativo. Es durante la época veraniega cuando tienen lugar otros dos festejos, uno de ellos es en honor a Santa Isabel. El último de ellos es de reciente creación: en el año 1997 beatificaron a uno de sus más ilustres hijos, el Obispo Florentino. Desde entonces,  cada 9 de agosto le rinden culto con una comida conjunta entre todos los vecinos y allegados de la localidad.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s